Mischief

Bienvenido a Mischief Studio

¡Hola! soy Mercedes y soy Mischief antes de que Mischief Studio existiera, es por eso que me tocó la tarea de escribir el primer blog de nuestra página (gritito de emoción porque no sé escribir).

Les cuento un poquito de mí, soy Diseñadora Gráfica de profesión, pero por los caminos de la vida me vi involucrada en la creación de contenido, algo de lo que me he enamorado y que es donde más me he enfocado los últimos años, aunque con lo #freakcontrol que soy, me hago cargo del contenido y el diseño de todas las marcas que manejo porque pues, me conozco.

He sido trabajadora de agencia, de una empresa en específico y ahora empresaria, porque mi amigo Carlos Ruíz siempre dice que hay que pensar en grande, al inicio cuando decidí que quería dedicarme a esto por tiempo completo pase por mucho tiempo siendo yo sola desde mi pequeña oficina en casa, aunque mi esposo, The Jedi, siempre estuvo involucrado detrás de cada detalle, es mi mejor profesor y siempre ha sido mi aliado en cada proyecto que se me ha ocurrido o se le ha ocurrido. Él tiene muchísima más experiencia en TODO, no me canso de aprender de él, en serio, por cierto que si están leyendo esto y todavía no siguen a #ElProfeDigital, no están en nada.

Mario trabajó en agencia, en empresas enormes y empresas pequeñas, cuando estaba en el último trabajo que tuvo, ya mi cancha estaba llena, me tocó rechazar clientes, porque si algo me caracteriza es mi responsabilidad, si no podía sola no lo hacía, así que me tocó decir que no por un tiempo y comenzar a insistir a que mi esposo dejara ese trabajo, que para mí fue ESE TRABAJO que te hace darte cuenta hay cosas que no valen la pena, hasta que un día me llamó y me dijo: “VOY A RENUNCIAR”, a lo que yo conteste: ¡VAS TARDE!. Ahí comenzó Mischief Studio, al estar él sin “trabajo fijo” decidimos formalizar y hacer todo a como la ley manda. ¡No les puedo explicar cómo Dios nos tomó la mano desde ese día! En una semana ya Mario había conseguido los clientes para sustituir el “salario fijo” que le daba miedo perder, ahí comenzó a darse cuenta que lo único que lo retenía, a dejar algo que no le gustaba, era el miedo, si estás leyendo eso y sentís lo mismo es hora de evaluar las decisiones a tomar, el miedo siempre existe, pero no se puede depender de él.

Hoy seguimos trabajando remoto porque la pandemia así lo pide y la seguridad es lo primero, sobre todo cuando somos conscientes de que nuestro trabajo lo podemos hacer desde cualquier lugar. De hecho, escribo esto desde mi escritorio viendo al mar.

Ahora que ya les compartí cómo nació Mischief, quiero contar 3 cositas que siempre he sabido, pero he reforzado en estos meses:

1- De las cosas que más me gustaron cuando comencé a trabajar de forma independiente fue la posibilidad de elegir mis clientes, en lo personal he aprendido que no hay mejor cliente que el emprendedor, valoran tu trabajo como nadie y están dispuestos a escuchar recomendaciones. ¡Nuestros clientes son nuestra familia! Yo sí creo que los valores de la marca con la que trabajo tienen que ir de la mano con los de nosotros, a veces decimos que no porque no nos sentimos cómodos y está bien, no hay que decir que sí a todo.

2- Es importante valorar a tu equipo de trabajo, estar pendientes de ellos y verlos como más que un número. Quizás van a decir que es sencillo decirlo con un equipo tan pequeño, pero no necesariamente. Si vos como trabajador no te sentís valorado, te invito a reconsiderar si estás en el lugar correcto. Si vos como empleador no estás valorando a tu equipo, es momento de recapacitar, si ellos aman tu empresa van a dar siempre el 110% de su esfuerzo para cada tarea. Yo me siento afortunada con el pequeño equipo que tenemos en Mischief, pero además del equipo, tenemos muchas empresas aliadas y todas nos volvemos una misma al trabajar un proyecto. ¡Eso es darle valor al trabajo de quien te rodea!

3- El respeto laboral y personal es la base de todo. Tanto con clientes como con colaboradores, es necesario educar a los clientes desde el inicio, recordarles que detrás de su marca hay una persona dispuesta a escuchar comentarios y dando su mejor esfuerzo para crecer juntos. ¡En Mischief siempre decimos que si nuestro cliente crece, nosotros crecemos y así crecemos juntos! Eso lo decía desde que estaba yo solita y es por eso que los clientes con los que inicié siguen aquí, creciendo ahora con nosotros como marca. ¡Eso le da valor a tu negocio!

Lo último que voy a darles es un consejo bien personal, es algo que yo siempre digo porque me ayuda a inspirarme y concentrarme. ¡Yo sin música no trabajo! A nivel personal te invito a encontrar eso que te ayuda a concentrarte y sacar mejores ideas.

Pero, sobre todo, amar lo que estás haciendo, es la única forma de realmente hacerlo bien.

– Mer (The Witch)

Related Posts

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *