¿Censura justificada?

¿Censura justificada?

31 de Diciembre de 2020, el Mundo: «El 2021 será un buen año».

6 de Enero 2021, manifestantes pro Trump: HOLD MY BLONDE BEER!

Apenas estamos empezando el año en el que estamos poniendo todas nuestras esperanzas y, a como dijo Luis Enrique, «cambia el norte, cambia el sur y hasta cambia el mar» y en Washington nos demuestran que todo cambia, con actos que solo los latinos vemos como el día a día (desgraciadamente). Pero bueno, no nos pongamos totalmente políticos y hablemos de lo que compete en nuestro trabajo: las Redes Sociales.

Durante y después de los «actos patrióticos» de ayer, las redes sociales oficiales del Presidente Donald Trump fueron censuradas de forma gradual, en lo que teatralmente llamaremos: Los 3 últimos actos digitales de Trump.

1er acto: Twitter bloquea 3 tweets específicos de DT debido a que contenían información falsa e incitación a actos de violencia. Bravo por Twitter, pero, no olvidemos algo, el Presidente Trump ha utilizado Twitter como su plataforma favorita para «expresarse» difundiendo noticias falsas, ofendiendo, incitando a violencia y aplaudiendo el trabajo de grupos extremistas…durante AÑOS.

En un comunicado, directivos de Twitter dijeron que «sus políticas de interés público terminan cuando consideran que el riesgo de daño es mayor», en otras palabras, cuando CUALQUIER persona hace uso de su plataforma para provocar acciones que conlleven al caos, deben actuar censurando dichas provocaciones.

2do acto: La cuenta de Twitter de DT es bloqueada en su totalidad por 12 horas. La compañía indicó que el Presidente debía eliminar los tweets censurados o habría consecuencias más permanentes en su perfil y así fue. Se le prohibió el acceso a su cuenta por un período extendido de 12 horas.

3er acto: Facebook, Instagram, Snapchat y YouTube censuran los perfiles (finalmente) y contenido del presidente Trump de manera indefinida.

En una declaración, Mark Zuck dijo: «creemos que el riesgo de permitirle al Presidente Trump seguir usando nuestro servicio es demasiado grande»…bueno, Zuck, te tenemos noticias, el riesgo SIEMPRE ha sido grande y no solo con Trump, sino con cualquiera, incluyendo los de izquierda (en todo el mundo) que usen tu plataforma para difamar, mentir y perpetuar más actos criminales.

Y entonces, ¿qué nos queda de esta tragicomedia?

Primero que nada, recordarles algo que les venimos diciendo hace mucho: las redes sociales NO nos pertenecen, pagamos renta por ellas con nuestra privacidad.

Segundo: ES censura JUSTIFICADA. Para esos que defienden a Trump y dicen que estas plataformas violan su libertad de expresión. Para empezar, estas plataformas son privadas y tienen políticas de uso que uno ACEPTA y son muy claras al respecto:

Política de Comunidad III – 12. «No permitimos el discurso de odio en Facebook porque crea un ambiente de intimidación y exclusión y, en algunos casos, puede promover la violencia en el mundo real.»

Adicional a eso, otro recordatorio: la libertad de expresión no nos da derecho a incitar a la violencia, por ninguna vía, ni siquiera por llamadas telefónicas todos los días a las 12m. (ustedes saben de quién hablamos).

Tercero: Si algo aprendimos de todo esto, es que en el entorno digital hay reglas que debemos respetar, nos guste o no…y si no nos gusta, todos estamos en la libertad de cerrar nuestras cuentas permanentemente.

Al final lo que realmente importa es la opinión de todos los usuarios, por eso queremos preguntarles: ¿qué piensan ustedes de todo esto?

Related Posts

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *